Respuesta a: Módulo 6

#1127
Almu_gb
Participante

Continuo con otra de las preguntas planteadas sobre el incremento de la población urbana, la positividad de la migración del medio rural para las mujeres y las medidas que puedan favorecer el desarrollo sostenible para ellas.

No se me olvidará jamás la cantidad de contaminación de las capitales y ciudades africanas que he visitado. En concreto, Addis Abeba, Kampala, Bissau y Nairobi (que eliminaron los plásticos) es una mezcla de polución por la gran cantidad de vehículos (hasta camiones de gran tonelaje circulan por el centro de las ciudades sin regulación, los grandes mercados y las basuras que generan, sobre todo los plásticos, que como mucho se queman de vez en cuando en las aceras. Las barriadas pobres que las rodean creadas por todo ese éxodo rural, todo ello sin un sistema de recogida de basuras, con una sobre población que impacta… Sin una regulación, la migración del medio rural al urbano, podrá traer algo de beneficio económico al ofrecer más oportunidades, pero desde luego no es salubre ni para las mujeres ni para nadie. Y las medidas para conectar el medio rural al urbano deberían de ser muchas y las que hay son muy mejorables. Creo que los efectos ahora mismo de ese éxodo, si los ponemos en una balanza, son más negativos que positivos.
Es llamativo como la construcción de una carretera (por ejemplo, las que se crearon en el norte de Uganda a raíz de la instalación del campo de refugiados para Sur sudaneses desde 2017) a una población rural (como lo fueron todas aquellas poblaciones del West Nile más allá de la ciudad de Arua, última carretera asfaltada), trae comercio, comunica a las personas y facilita su tránsito, además produce en poco tiempo el desarrollo y crecimiento de esa localidad, pero es impresionante como la vez la ensucia y deteriora. Las casas cada vez son más pequeñas, sin ventilación o sistemas eliminación de basuras. Por no hablar de los alrededores de los mercados dónde trabajan muchas de las mujeres del entorno rural. En los mercados rurales si se puede observar las cooperativas de los mercados, a través de los cuales, cada puesto contribuye con una cuota que sirve para mantener limpia la zona al finalizar cada jornada. Pero estas medidas se pierden conforme el mercado es más grande, como los de las grandes ciudades.
Como dice Maritxu93, África necesita una estrategia para hacer frente a las consecuencias del cambio climático y además tomar medidas para la conservación medioambiental, ya que es un continente particularmente vulnerable, y no se está atendiendo a los efectos que produce el desarrollo que me da la sensación de que está pensado en clave económica únicamente.

En el proyecto en el que trabajo actualmente, con la creación y formación de asociaciones de mujeres hortícolas, estamos intentando pasar a la siguiente fase, después de haber creado una huerta productiva gestionada por una asociación bien formada. Esta segunda fase consiste en conseguir que las mujeres comercialicen con su producción a un nivel más profesional que la pequeña venta de los mercados locales. Se les ha puesto en contacto con asociaciones de transporte local, mercados de la zona, además de formarlas en comercialización. Pero sin el apoyo de los ministerios de agricultura y comercio, es realmente un reto vender este producto ecológico y local, pues la competencia con los productos importados de la vecina Senegal es enorme, y hace imposible la competencia.