Respuesta a: Foro del Módulo 4

#3984
María
Participante

Hola, ¿Cómo están?, espero que muy bien.

Nuevamente, gracias por el contenido, ha sido fascinante…

La situación de la mujer en la economía en África no difiere a la situación en la que estamos las mujeres a nivel global, es claro que la mujer se sitúa en el sector de empleos mal remunerados y con escasa igualdad, que no garantizan los derechos básicos laborales, a pesar que la mujer en África es quien lleva el sustento de la vida de la familia su trabajo productivo es invisibilizado y la conlleva a diversificar estrategias de resistencia.
Me llama la atención la primera pregunta, ¿Hay un único modelo de desarrollo?; desde mi opinión considero que no, no debe siquiera pensarse en que podríamos utilizar una sola receta para alcanzar el desarrollo, comparto la opinión de compañeros/as, este debería de ajustarse a los contextos de cada territorio, tomando en cuenta las realidades de cada región sobre todo conocer los recursos con los que cuentan. Ahí debemos apuntar.

¿El acceso al dinero es la única vía de las mujeres hacia la emancipación y el acceso a todos los derechos humanos?, el acceso al dinero forma parte de las vías para el alcance de la emancipación y ejercicio de los derechos humanos, es determinante para alcanzar el empoderamiento económico, este le permite tener propiedad del recurso, tener la capacidad de tomar decisiones y controlar los beneficios que este trae consigo y garantiza su autonomía. Y, tomando como base acceder al dinero como una de las vías de las mujeres hacia la autonomía económica, me resulta interesante conocer el trabajo que se ha venido realizando por organizaciones en el territorio, como en Nigeria , donde las y los participantes acceden a capacitaciones, para que puedan diseñar Mipimes, Pimes y mejoren sus ingresos, o el trabajo que se realiza con mujeres rurales en el departamento de Kebemer, han impulsado la creación y explotación de granjas de crías de pollos, con el doble objetivo de generar excedentes financieros que incrementa el poder económico de las mujeres.

Esto me lleva a compartirles sobre el trabajo que realizamos desde la Asociación para el Desarrollo Eco- Sostenible, ADEES; aquí en el departamento de Chinandega, Nicaragua, mujeres organizadas en red, y en situación de violencia de género acceden a un Capital Semilla, el cual viene a fortalecer sus iniciativas económicas ya establecidas, permitiéndoles mejorar sus ingresos económicos. Ya que, desde el empoderamiento económico las mujeres consolidan su autonomía y salir de las situaciones de violencia que, debido a la dependencia económica y otros factores socio-estructurales, históricamente viven sometidas.

Continuaré por aquí, leyendo sus aportes.