Respuesta a: Foro del Módulo 4

#4024
AndreaFD
Participante

Gabon a todxs!

Me gustaría aprovechar este espacio para compartir algunas reflexiones que hilan con las preguntas lanzadas por Ane.

Tras la lectura del texto, es necesario afirmar que, para conseguir una igualdad material y una auténtica justicia social, es imprescindible un cambio de sistema. Considero que no podemos encontrar dicha igualdad en el contexto de un sistema – el capitalista – que se nutre de la discriminación estructural hacia las mujeres, entre otros colectivos.
En este sentido, el ecofeminismo viene estudiando y planteando alternativas al desarrollo considerado como hegemónico. La teoría de los cuidados, la idea de soberanía alimentaria, etc. son planteamientos – y ya son propuestas – que abogan por la consecución de una transformación social y económica que, en vez de tener en su centro el capital, tenga en su centro la vida – entendida tanto como vida humana, como la vida de los ecosistemas. Nuevas dinámicas y estructuras sociales, económicas, jurídicas y políticas que cuiden la vida, con todo lo que ello conlleva.

En general, quiero hacer hincapié, de nuevo, en mi admiración ante el esfuerzo llevado a cabo por las mujeres para organizarse y luchar por esa igualdad, a pesar de todas las increíbles dificultades que enfrentan día a día. Sin embargo, es peligroso caer en una romantización de este discurso, desligada a una exigencia de responsabilidad a las partes de la sociedad que deben propiciar el cambio. Y es que lo cierto es que, a pesar de esfuerzos individuales y colectivos, el sistema capitalista-colonialista-patriarcal que rige las dinámicas del llamado Norte global y de todos los pueblos que caen sobre su órbita bajo la premisa del tan masticado “desarrollo” sigue dinamitando luchas y derechos sin asumir ningún tipo de responsabilidad.

Sé que estos temas son tremendamente complejos de tratar y que un comentario de este tipo queda absolutamente sesgado y tiene riesgo de caer en tópicos y faltas.

En general, y teniendo en cuenta este formato y el relativo espacio, espero que las ideas que quería transmitir hayan sido, más o menos, expresadas adecuadamente por mi parte.

Sin más, y para englobar la idea genérica que subyace a mi comentario, me gustaría terminar con el lema utilizado por la plataforma de cooperación transformadora Elkartasuna Eraldatuz: “No se trata de más ayuda, se trata de cambiar el mundo”.

Gracias a todxs por leerme.
Andrea.