Respuesta a: Foro módulo 2

#4034
luar
Participante

Egunon, buenos días a todos y todas:
Comienzo mi reflexión exponiendo que estoy completamente de acuerdo con los planteamientos que realizas acerca de la violencia entre hombres adolescentes y la normalización de esta, así como del tema de las altas tasas de suicidio entre hombres.
Es posible que uno de los factores que influyen en las altas tasas de suicidio en hombres se deba al hecho de que estos no piden ayuda cuando pasan una situación difícil. Creo q a los chicos, cultural y socialmente se nos sigue enseñando a que nosotros mismos debemos aprender a resolver los problemas, y no a expresar los sentimientos.
Yo si he observado en mi trabajo de ayuda con chicos y chicas adolescentes, q ante una situación complicada, son las chicas las que acuden a mi para contarme lo que les pasa y pedir consejo. El porcentaje de chicos que hacen esto es infinitamente menor, por no decir nulo; a ellos hay que sacarles las palabras con “sacacorchos”, además muchas veces no saben como expresarse, q palabras usar. No tienen experiencia, porque no se les enseña a hacerlo,no es un valor q se transmita desde el punto de vista de la masculinidad hegemónica.
Yo si considero que externalizar los problemas es uno de los elementos que ayuda a prevenir conductas autolíticas.
Respecto al estudio que mencionas y que aparece en el artículos del “País”,revela que el porcentaje tanto de homicidas como víctimas, es mayor en hombres que en mujeres. Según dicho estudio, las muertes entre hombres se produce mayoritariamente por peleas y reyertas. Así mismo, indica que los factores asociados tienen que ver con “drogas, pobreza y vivir en entorno social disfuncional”.Pero, por otro lado,yo si creo q pueda haber una relación con la masculinidad hegemónica y los valores asociados a la misma, como son el riesgo, la agresividad, el orgullo, responder con violencia cuando te ofenden o dañan el honor,dejando bien claro quien es el macho,quien es el “gallo” del corral.
Y para terminar, también creo que se pueden abordar estas problemáticas en la adolescencia desde las nuevas masculinidades, y mas en esta etapa evolutiva,que es cuando la personalidad, la identidad se esta formando y el cerebro está en pleno proceso madurativo. Por tanto, una labor de reflexión, de cuestionar con ellos que la violencia no lleva a ninguna parte, que solo genera mas violencia y que en general, la masculinidad tradicional, toxica tiene consecuencias negativas; se convierte en tarea fundamental. Se pierden privilegios,pero se gana en salud mental, en igualdad,en tranquilidad…

Un saludo
Raul