Respuesta a: Foro del Módulo 6

#4132
Xabi98
Participante

Buenos días,
Muchas gracias por la aportación desde un punto de vista medioambiental me ha sido bastante revelador en muchos aspectos.
Respecto a la primera cuestión, diría que los principales factores y causas de que surjan los movimientos sociales, es en respuesta, normalmente, en contra de algo que afecta o puede llegar a afectar a su realidad inmediata (desastres naturales, cambio climático, conflictos, violencia de género, etc.); una vez tomada cierta conciencia básica de la situación y de las formas en las que se puede ejercer presión, se encaminan a proponer alternativas que satisfagan su visión de la realidad. Evidentemente a nivel local y nacional las reivindicaciones tradicionales como la huelga que implique un paro productivo de la actividad económica en todos los sectores hasta que no se logren ciertas medidas imprescindibles es algo absolutamente necesario; pese a que tienen un marcado carácter localizado o regional, el paro de la producción en una zona concreta puede tener grandes repercusiones globales y servir de instrumento de presión y de contrapoder contra el corporativismo occidental (estados + ETNs+ OI de sesgo occidentalocéntrico).

Cuando me refiero a paro total, también incluye a las actividades domésticas a las que se ven subordinadas muchas mujeres africans, en las que la comunidad puede sustituirlas si previamente planifica estrategias para la subsistencia durante el período de protesta (cajas de resistencia, ayuda mutua, servicios básicos, etc.) que todos los movimientos sociales con cierta relevancia han desarrollado históricamente. El hecho de la huelga general idealizada al estilo occidental, evidentemente no es extrapolable a las condiciones del variado contexto global, no obstante, como ha demostrado la reciente historia africana el hecho de generar contrapoder parte de unos axiomas generales, que tratan de paralizar el sistema global que nos une, el capitalismo financiarizado, para condicionarlo de alguna manera añadiendo las especificidades locales que fortalecen y arraigan su lucha; de manera que, para el éxito del condicionamiento debe abarcar todo el espectro de los afectados para así poder demostrar su relevancia para el sistema.