Respuesta a: Foro del Módulo 6

#4139
Mari-Paz
Participante

Muchas gracias por los contenidos compartidos. A decir verdad, es el módulo del curso sobre el que menos conocimientos previos tenía, así que me ha resultado muy interesante.
Respecto a las preguntas del apartado A, creo que los factores que más pueden influir en el nacimiento de movimientos por el medio ambiente en África son la experimentación en primera persona de los efectos negativos de la degradación climática. Observar estaciones lluviosas más escasas y fuertes, o sequías prolongadas que impiden el “tradicional” cultivo de alimentos y limitan aún más el acceso a agua potable, son ejemplos de factores que promoverían el nacimiento de movimientos pro-medioambientales; como sucedió en los 70 con el Movimiento del Cinturón Verde encabezado por Wangari Mathai (y que se señala en el texto). Métodos reivindicativos con una base ecofeminista (que conectan las reivindicaciones emancipatorias del feminismo con una nueva propuesta de relación con el mundo natural), pueden ser válidos para transformar / frenar el deterioro socioambiental.

Por otra parte, y enlazando las preguntas del apartado A con el E, algunas reflexiones. Creo que es relativamente fácil, desde el norte/occidente, clamar la necesidad de actuar lo antes posible contra la gravísima crisis climática a la que nos enfrentamos, imponer restricciones y promover proyectos medioambientales (a menudo a través de programas de cooperación) cuyo objeto principal es proteger ecosistemas en peligro.
Es difícil reivindicar teorías ecologistas (con base o no ecofeminista) en un contexto de pobreza; donde la explotación de recursos naturales que produce el deterioro socioambiental está muy ligado a las oportunidades de medios de vida para la población local. Resistencias al establecimiento de parques naturales, a las restricciones de tala de bosques o a la caza de determinadas especies, etc. son comunes. Desde mi punto de vista, es importante entender este contexto y el vínculo entre recursos naturales y recursos económicos, y aplicar un enfoque integral que tenga en cuenta el desarrollo económico de comunidades en cualquier programa de medio ambiente (un buen ejemplo es el estudio de caso de Kebemer, iniciativa que tiene en cuenta los intereses económicos -a través de la actividad agrícola- de las poblaciones afectadas).