Respuesta a: FORO DEBATE UNIDAD 2

#4402
AdrianaZamora
Participante

Mi experiencia se limita al jardín de infantes, sin embargo, si he podido observar conductas racistas en la primer infancia, las cuales atribuyo a la educación que reciben en casa, como alguna vez expresé, al existir una gran diversidad cultural en el país, en ocasiones las diferencias culturales pueden ser una barrera entre les niñes, donde los niños suelen expresarse del prójimo con desprecio, sobretodo cuando existen diferencias en el color de la piel (las cuales algunos niñes resaltan la diferencia en sus compañeres), también se pueden observar comentarios sobre la condición social de sus compañeres. 
En ocasiones les educadores son perpetradores de estas conductas, al no intervenir o al resaltar las diferencias. Sin embargo, algunas educadoras aprovechan las diferencias para ejemplificar que la interculturalidad es parte de la cultura del país y que es importante respetar las diferentes culturas y aprender sobre ellas.
Considero que el desconocimiento de les educadores hacia practicas de respeto genera desigualdad y perpetua dichas conductas, pero para mi, la diferencia que puede llegar a existir es una oportunidad para fomentar el respeto, la equidad y las buenas practicas sociales.
Es importante como educadores poder hacer conciencia de las necesidades de les niñes de acuerdo al entorno cultural que vivimos, pero sobretodo una oportunidad para preservar las múltiples culturas que tenemos la fortuna de tener en el país y con ello enaltecerlas y encontrar la forma de convivir entre todes, para fortalecer nuestra cultura y acercarnos a entornos desconocidos.

Dentro del sistema educativo mexicano, he visto que cuando se enseñan las diferentes culturas que existen en el país, en ocasiones se habla como algo ajeno, y creo que es algo que debe cambiar, ya que esta barrera fomenta la perdida de costumbres, y es una forma de discriminación.