Respuesta a: FORO DEBATE UNIDAD 1

#4416
Carlos
Participante

Como educador de derechos humanos, tuve la oportunidad de hacer clases a diversas personas, como docentes de aula, académicos y académicas de educación superior y funcionarios y funcionarias del sector público en Chile. Mi percepción es que la sociedad chilena ha comenzado a abrirse a nuevas migraciones, sin embargo, a igual avance, surgen fuerzas en sentido contrario, develando discursos de odio hacia personas afrodescendientes migrantes. Dichos discursos se transforman en una discriminación estructural cuando no hay legislación que ampare contra ellos o que el stablichment político también difunda dichos discursos, con permisividad de toda la clase política. En mi experiencia, las personas que ejercían labores públicas (en salud, educación, municipal, policiales o de custodia de personas privadas de libertad) manifestaban continuamente discursos en los que se acusaba a la migración del aumento del tráfico de drogas y otros delitos, como violaciones, asaltos, asesinatos, o de “incivilidades”.
Se entendía entonces, el fracaso del Programa Mundial de Educación en Derechos Humanos en Chile, en el que en sus tres fases el gobierno chileno no ha estado a la altura. No existe una inclusión decidida de los derechos humanos en el curriculum escolar, ni tampoco una formación inicial docente que incorpore la enseñanza de derechos humanos y una enseñanza con enfoque de derechos humanos.