Respuesta a: Foro 4

#5016
PATRI.DIEZ
Participante

Buenos días, me ha resultado muy interesante poder leer a cerca de las mujeres africanas y el papel que juegan en la economía. Lo primero que he podido detectar, como me está pasando el todos los contenidos de este curso, es que África está conformada por muchos países que esos países a su vez están formados por muchas regiones y que en esas regiones hay diferentes grupos étnicos lo que hace que haya una variedad inmensa de características especificas de cada zona y cada gente. Dicho esto voy adelante con la lluvia de ideas que me han venido a la cabeza sobre este tema:

Las mujeres como motor del país:
Cuando he tenido la oportunidad de viajar a algún país africano siempre me ha llamado la atención que son las mujeres las que siempre están trabajando, ya sea vendiendo productos en alguna tiendecita, o atendiendo en un bar/restaurante, o vendiendo comida en un puesto callejero, o barriendo, o trabajando el campo…imagino que ésta es esa economía informal de la que se habla en el texto, ahí está, dominando el día a día de las ciudades, pueblos y bordes de carreteras y la mayor parte de las veces realizada por mujeres.

¿Nos han timado? trabajo en casa + trabajo fuera de casa:
No hay ni que decir que en el caso de las mujeres que comentaba en la anterior reflexión además de este trabajo en la economía informal, sigue cayendo sobre ellas la responsabilidad de los cuidados y el hogar, es más, en muchas ocasiones estas mujeres que están realizando su trabajo fuera de casa lo hacen con una criatura a la espalda. Tener un trabajo da independencia y es la clave para el desarrollo de la mujer, pero parece que algo no ha ido bien porque hay que hacer el doble (trabajo fuera de casa + trabajo en casa). Claramente el problema no está en que la mujer trabaje fuera de casa, creo que es una manera más de emancipación y de autonomía, el problema está en que las bases culturales tradicionales y patriarcales no han desmontado el mito erróneo de que los trabajos de casa son exclusivos de las mujeres. Y esto no solo ocurre en África…

¿Dinero/trabajo como forma de emancipación?:
En esta pregunta encuentro muchos ángulos desde dónde dar una respuesta. Puede ser que una mujer trabaje fuera de casa pero eso no signifique que tenga dinero porque el dinero que ella gana finalmente lo gestione un hombre de la familia, en este caso tengo dudas de si realmente hacer ese trabajo es emancipador para esa mujer…por el contrario puede ser que una mujer que trabaje fuera de casa, después tenga el control absoluto sobre lo que gana y lo invierta en lo que ella considere. También puede ser que un trabajo, en vez de liberador sea opresivo para la mujer, por ejemplo porque sea un trabajo muy duro que poco a poco esté acabando con su salud.
Creo que el trabajo puede ser emancipador cuando hace que la mujer: conquiste el espacio público, tenga la opción de trabajar fuera de casa, pueda hacer redes sociales fuera de la familia, le aporte ingresos económicos, le abra las puertas para seguir creciendo profesionalmente si así lo desea…

¿Cómo se adaptan al trabajo cuando llegan aquí?:
Por último me gustaría contar mi experiencia acompañando en la búsqueda de empleo aquí a mujeres africanas: los que más me llama la atención es su capacidad de adaptación ya que los trabajos informales en los que (la mayoría de ellas) trabajaban en sus países de origen son muy diferentes a la forma en la que aquí está organizado el trabajo. Por ello siempre he valorado mucho esa capacidad de ajustarse a unos códigos culturales del trabajo tan diferentes a los que conocen. Hay a personas que les puede costar más que a otras pero finalmente, en la mayoría de los casos, encuentran la manera de encajar.