Respuesta a: Módulo 1

#688
María
Participante

Buenas tardes,
Me ha resultado muy interesante el material del módulo 1; muy completo y muy práctico que incluya enlaces a numerosos recursos que seguro nos serán de gran utilidad, al menos en mi caso creo que voy a poder aprovecharlos para mi trabajo actual.
Respecto a la primera cuestión, tras leer los materiales y reflexionar sobre ello, coincido con Laura y Nerea en que no tiene mucho sentido valorar los acontecimientos históricos previos a la revolución francesa desde el enfoque de derechos humanos vigente en la actualidad, que emana en gran medida de los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Como hemos visto en los materiales, en ciertas civilizaciones antiguas no se reconocían ciertos derechos a todas las personas (por ejemplo, a extranjeros, mujeres o esclavos) o no se reconocían derechos individuales, lo cual entraría en conflicto con nuestra perspectiva actual.
Hay que tener en cuenta que la tradición cristiana medieval influyó en la concepción de los derechos humanos bajo la idea de derechos derivados de una ley natural y que no fue hasta las revoluciones burguesas, como la revolución industrial o la francesa, cuando se defendió la idea de los derechos naturales y de la libertad e igualdad de las personas por naturaleza (Locke). No obstante, resulta imprescindible hacer esta revisión histórica de los orígenes y la evolución de los derechos humanos en cada contexto histórico, cultural y político para entender mejor los diferentes contextos que nos encontramos en cuanto a reconocimiento, ratificación, implementación práctica, etc., y la situación de las mujeres frente a la vulneración de sus derechos en particular.
En cuanto a la segunda cuestión, acerca de la universalidad y validez general de los DDHH al haber surgido en un contexto histórico, geográfico y cultural específico, me surgen muchas dudas. En los materiales y en la cuestión anterior, hemos visto la profunda relación que la concepción de los DDHH tiene con cada momento histórico y su contexto cultural y político; esto nos puede llevar a pensar que, al haber surgido los DDHH en un contexto occidental y judeocristiano puede no ser igual de representativo para otros contextos políticos y culturales, como podría ser el de muchos países africanos, por ejemplo.
Creo que se pueden hacer críticas a los DDHH desde este enfoque, buscando su ampliación y actualización (como hemos visto, por ejemplo, a día de hoy serían necesarias referencias al desarrollo de las tecnologías, la identidad virtual, etc.), pero que su marco general propugna unos derechos tan básicos que sí pueden considerarse universales y válidos, como es su aspiración.
Laura ejemplifica esta universalidad comparando los DDHH con el feminismo, lo que me parece muy interesante. Al igual que Nerea, que amplía el ejemplo a otros movimientos como el ecologismo, comenta que el hecho de que el feminismo haya surgido en un contexto específico [histórico, cultural, social, político y económico] no le resta universalidad; sin embargo, comparto más la opinión de Paula. El feminismo occidental se ha creído (y probablemente lo haya sido durante mucho tiempo) el hegemónico y universal; sin embargo, dentro del feminismo, o mejor dicho, de los feminismos, han surgido diferentes corrientes que no se sienten tan reconocidas dentro de este feminismo occidental (y generalmente blanco), como los afrofeminismos o los feminismos decoloniales.
Por ejemplo, en 2018 Afroféminas no se sumó a la huelga feminista en España porque, entre otras razones, no consideraban el manifiesto lo suficientemente inclusivo como para representar a las mujeres negras y racializadas en nuesto país. Si queréis más información: https://afrofeminas.com/2018/03/05/porque-afrofeminas-no-se-suma-a-la-huelga-feminista/
Como conclusión, quiero repetir que el hecho de que los DDHH surgieran en un contexto concreto (como cada hecho histórico) no me parece que le reste universalidad y que, por tanto, pueda servirnos como excusa para desterrarlos, sino que nos anima a hacer una revisión más inclusiva.
Saludos,
María