Respuesta a: Módulo 2

#827
Jon
Participante

Buenass y disculpad por estar al borde de la campana. Grandes vuestros aportes, un placer leeros (no a todas todavia…).

¿Tiene sentido penalizar o criminalizar la mutilación genital femenina/poligamia/matrimonios precoces/violencia de género/privación de herencia o de la tierra en los países africanos donde se siguen realizando dichas practicas (mucha veces a pesar de la prohibición en la ley)? ¿Qué medidas en la lucha contra estas prácticas te parecen más adecuadas?

Si lo creo aunque no niego que genere controversias o que tenga aspectos negativos. Creo que las instituciones tienen que hacer esfuerzos reales para que las situaciones cambien. Es innegable que estas prácticas tienen un gran peso cultural y tradicional, pero de nada sirve ratificar tratados si luego las instituciones miran hacia otro lado cuando se topan con el problema de frente.
En todo caso debería reforzarse con educación, debates propios en el que se visualicen los dolores que generan estas prácticas, y que no es una imposición o una lección de moralidad de occidente si no que una exigencia de sus propias conciudadanas, en el que exigen el cumplimiento de sus derechos (internacionales como nacionales propios)

Como bien comentáis, podría pecarse de enjuiciar a estas mujeres, por lo que la pena debería caer en el menor grado posible sobre ellas, y más sobre el hombre, que de alguna manera son los que promueven estas prácticas para poder perpetuar su estatus de privilegios. ¿Cómo? Bff.. habéis nombrado casos muy diferentes los cuales conllevan una acciones judiciales muy diferentes. Analizo dos casos que considero muy diferentes:

En el caso de la poligamia, creo que es un modo de funcionamiento de la sociedad tan diferente a la nuestra occidental en el que habría que hacer un primer esfuerzo por entenderlo, de lo cual desconozco mucho por lo que difícilmente se me ocurren soluciones, pero como en muchos de los problemas la clave estaría (creo) en el empoderamiento de la mujer, que puedan ser económicamente independientes sin necesidad de transigir con el hombre de turno que las sustente; leyes que amparen su derecho de propiedad, herencia, etc. Por lo que en este caso que habría que actuar más en los derechos de bases más que en cambiar la tipificación de la poligamia en el marco jurídico.

En el caso de la mutilación femenina en cambio, y aquí me voy al otro extremo, si creo que se debería combatir directamente, redactando y aplicando leyes. Como he comentado antes, con acciones paralelas de educación, concienciación.
Al igual que la penalización ella sola no sería efectiva, tampoco lo serian acciones y campañas de concienciación sin un respaldo institucional fuerte.
Respecto a no ser eurocentrista, estoy más cerca del discurso de Marian, MAria… Acciones que vulneran directamente a la integridad de los individuos deben de tomarse acciones contundentes. No creo que impongamos nuestro visión de ética y moral, ellas tan bien como nosotras creo que saben que esas prácticas no son justas y deberian de cambiarse (razón por lo que muchas de ellas migran). Del articulo de Sudan: “En general, en los países en los que se dispone de datos (todos los países del África subsahariana en los que tradicionalmente se practica la MGF) alrededor del 67% de las niñas y mujeres de 15 a 49 años piensan que se debe poner fin a esta práctica, y, en el caso de los niños y los hombres, el porcentaje es del 63%.” Del articulo de Egipto: “Los datos de 2005 muestran que sólo un 32% de las mujeres egipcias cree que la práctica de la MGF puede tener graves perjuicios para la salud e incluso llevar a la muerte” Obserbo que las cifras difieren, pero que en ningun caso pueden tomarse como marginales. “El FGM Free Village Model surge como una iniciativa nacional, lo cual le otorga una legitimidad particular para promover cambios sociales en el área de género y desarrollo, y responder con autoridad al discurso culturalista que rechaza EWA STRZELECKA, MARIHAM ISKANDER 418 determinados principios de los derechos humanos etiquetándolos como una influencia externa, ajena a los supuestos valores de la cultura propia.”
De este ultimo articulo tambien me quedo con la siguiente parte: “Todas estas justificaciones, sean de índole religiosa, cultural, estética, higiénica o moral, son mecanismos eficaces para mantener la convención social de someter a las niñas a la MGF y contribuir a la perpetuación de la práctica (Lewnes, 2005:20). Es necesario identificarlas y revertirlas para promocionar una sociedad más igualitaria y libre de la violencia de género.”
“Se considera que los proyectos más exitosos RESPUESTA NACIONAL A LA MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA EN EGIPTO: EL PROYECTO «FGM FREE… 413 son los que han conseguido que la comunidad se involucre en el proceso y en los que las acciones a niveles comunitarios se refuercen a nivel estatal con políticas concretas que conduzcan al empoderamiento de las mujeres, a la igualdad de género y al cumplimiento de los derechos humanos.”