Respuesta a: Módulo 4

#935
pescute
Participante

Kaixo!
Me ha gustado este tema porque se ha trabajado desde lo que son las mujeres en África también, (a parte de lo que no son -o no les dejan ser-): mujeres científicas, trabajadoras, aunque muchas dentro del trabajo informal y no reconocido, emprendedoras y que se han agrupado para crear asociaciones profesionales.
Sin embargo, creo que el imaginario colectivo actual occidental sigue considerando a las mujeres africanas como mujeres que nunca han trabajado, o que los “trabajitos” que han ido haciendo a lo largo de su vida son irrelevantes, que son unas enamoradas del amor romántico y que esperan vivir de sus maridos y su máximo deseo es cuidar de sus hijos. Y no os voy a engañar, yo también he tenido esos prejuicios alguna vez incluso trabajando con mujeres africanas, poniéndolas a todas dentro de un mismo saco, como si “ser mujer africana” sólo pudiera ser de una manera.

Recomiendo el libro “La Flor Púrpura” de Chimamanda Adichie (en realidad todos los suyos!), autora nigeriana que ya se ha nombrado por aquí con su charla de TED. En relación con la temática de este módulo, destacaría el personaje de la hija de la familia, que nace en el seno de una familia de clase media muy católica y rígida (sobre todo su padre). Sus constantes diálogos internos con lo que le han dicho que una niña/mujer debería o no hacer y lo que ella vive cuando visita la familia de su tía (más liberal y respetuosa), me parece que es interesante y nos vende esta idea de los distintos roles de mujer africana. Su padre siempre critica a su hermana (la tía de la protagonista) por ser demasiado “liberal” y como una mujer africana “no debería ser”, pese a que ella es profesora de Universidad y es una mujer empoderada.

Marian, yo sí conocía todos los vídeos de “Africa for Norway”. Justo me los pasaron los profesores del Máster de Cooperación y me parecieron muy divertidos a la vez que reveladores. En mi defensa como exestudiante de cooperación diré que, a diferencia de María, agradecí mucho la visión crítica de la propia cooperación que tuvieron en mi máster, ya que nos hicieron ver que la Cooperación también se puede (y debe) hacer desde los países del “norte” y con incidencia política. ¡La verdad que salimos todas de ese máster odiando más la cooperación que queriéndola! Pero con el tiempo creo que cada una ha sabido “recolocar” esa indignación y rabia con la que salimos del máster e intentar trabajar la cooperación desde un sentido más crítico para ir cambiándola poco a poco desde dentro.
Muchas gracias por todas las recomendaciones de libros y material audiovisual. Le echaré un ojo a todo!

Patrícia