topic Módulo 1 - SOLIDARIDAD INTERNACIONAL

Módulo 1

  • Este debate tiene 64 respuestas, 49 mensajes y ha sido actualizado por última vez el hace 2 años, 4 meses por carmen.
Viendo 15 entradas - de la 16 a la 30 (de un total de 65)
  • Autor
    Entradas
  • #702
    Almu_gb
    Moderador

    Sobre la pregunta a si tiene sentido valorar los acontecimientos históricos previos a la revolución francesa desde la perspectiva que tratamos en este curso, me posiciono más en el sí.
    Es cierto que la perspectiva de género no fue tenida en cuenta en esa época (me refiero a los acontecimientos previos a la revolución francesa, y posteriores también), pero entendiendo la historia como lineal, creo que es importante tener en cuenta no sólo cuando se tuvo en cuenta a la mujer, si no que no se la tuvo en cuenta anteriormente. Estamos hablando de tenerlo en cuenta, no de aplicarlo tal y como era al día de hoy.
    Me parece importante para entender que la mujer ha sido uno de los elementos de la sociedad más vulnerable durante muchísimos siglos, que lo ha sido hasta hace poco (mi abuela recuerda necesitar a mi abuelo para firmar algunos documentos) y que lo sigue siendo en algunos países, cómo algunos países africanos ahora mismo, pese a los avances que se dieron lugar previamente en lugares concretos. Si es cierto que en este planteamiento sólo estoy teniendo en cuenta a la sociedad occidental. Hay lugares, por ejemplo en Asia, donde existían sociedades matriarcales, pero eso es ya otro jardín que creo que sale fuera de la pregunta.
    Por poner un ejemplo, tener en cuenta los acontecimientos pasados pese a que no estén “completos” por así decir, al no tener en cuenta todos los elementos de la sociedad, es importante…mirad si no la lucha de los derechos LGTBI en África: miran al recorrido de Europa para reivindicarse. Sin ese recorrido no se hubiera dado lugar quizás en países de este continente, por muy precario o limitado que fueran sus inicios en Europa.

    En cuanto a que los derechos humanos surjan en un contexto histórico, geográfico y Cultural específico le reste universalidad y validez general a los DDHH, creo que no.
    Pero aquí la cuestión es más complicada: creo que en su concepto se busca la universalidad, romper con la idea de que el titular del derecho era sólo el “propietario de” y buscaba ya desde la edad media con ese “de los hombres” la universalidad o al menos la idea de toda la humanidad. Otra cosa diferente es si la universalidad de los derechos humanos es un hecho, no solo una parte conceptual. Porque por muy universales que se definan, su aplicación no es universal a día de hoy… solo hay que ver como se violan estos derechos todos los días en el mundo, por muchas cartas, acuerdos declaraciones que se firmen u organismos que se creen (no me meto en ejemplo para no alargar).

    #706
    Génesis
    Moderador

    Hola, muy buenas.

    Respecto a la primera pregunta. Considero que la historia es importante porque es una parte de una historia mayor y nos ofrece la posibilidad de aprender y entender cómo ha ido evolucionando, en este caso, los derechos humanos. Lo que hacemos actualmente está condicionado por todo aquello del pasado, y a su vez, mediante el paso del tiempo, y gracias a este prisma histórico vamos construyendo nuevas realidades a través del desarrollo de nuevas ideas, cambios de puntos de vista, entendimiento del ser humano como sujeto de derechos.
    No obstante, me parece fundamental entender que no existe una única historia y que debemos intentar abarcar los máximos enfoques ya que cuando la historia se convierte en propiedad de las instituciones, del mismo modo, se convierte en un instrumento de poder. De esta forma, sobre la versión que nos llega sobre un acontecimiento histórico subyacerá algún interés político, económico, etc. Es decir, analizar la historia de los derechos humanos es imperativo para entender porqué y de qué forma se conciben dichos derechos en nuestras sociedades, pero contextualizando el momento actual y sabiendo quién controla los medios, profundizando todo lo posible para evitar sesgos y tener una panorámica histórica más completa y real.

    En cuanto al surgimiento de los DDHH en un momento histórico concreto, no considero que deba restarle importancia o validez porque es un pequeño avance hacia la consecución de unas mejores formas de vida. Sin embargo, no debemos obviar qué países son los que tienen mayores reticencias a la hora de ratificar los tratados, convenios, acuerdo internacional, etc. Como bien hemos visto, destaca América del Norte, Asia y África, por lo cual me surge la duda de si tiene que ver en parte con las formas de organización y desarrollo propia de los países que forman parte de esos continentes. Quizás sería interesante analizar la historia desde un punto de vista no eurocéntrico para comprender cómo han evolucionado y entendido su propia historia y los derechos humanos. No sé hasta qué punto estamos imponiendo desde nuestra propia perspectiva histórica y no considerando los medios y situación social, económica, política, cultural de por ejemplo países de África. Personalmente, creo que tiene sentido trabajar desde dentro, a nivel local, regional con las personas para entender cómo conciben ellas esos derechos y formas de aplicarlo.
    Para explicarme mejor, en gran parte de África, se sigue practicando a día de hoy la Mutilación genital femenina. Y aunque por supuesto, entienda que para mi este tipo de prácticas vulnera gravemente los derechos de estas niñas y además pone en peligro su integridad física, entiendo que mujeres de la tribu Maasai, por ejemplo (en Kenia) se puedan alzar contra una prohibición contra dicha práctica por considerar que la misma es beneficiosa para ella, y un tránsito para la vida adulta. En resumen, el momento y el lugar en el que surgen no debería restar validez siempre y cuando se trabaje a la par, trabajando con medios jurídicos que prohíban prácticas abusivas contra las personas (porque tiene que haber un marco global sobre el cual enmarcar una intervención) y mediando, involucrando a toda la comunidad, trabajando a gran y pequeña escala y entendiendo los matices de dichas comunidades. Porque al final las leyes y como se entendería en la filosofía del derecho se elaboran para que sean concebidas como algo razonable, es decir, que las normas establecidas se cumplan por que se creen en ellas y no por miedo al castigo. Puede ser una forma efectiva de garantizar el cumplimiento de los derechos humanos.

    #708
    María
    Moderador

    Hola Joaquín,
    Qué interesantes y complejas las cuestiones que planteas. Me voy a centrar en la primera, brevemente, por una noticia que leía justo ayer. ¿Hasta qué punto son [los DDHH] un principio de orientación política válido para la práctica de las organizaciones sociales? Creo que tal vez no sean la mejor herramienta posible, que podrían actualizarse con una visión más global, adaptada a la complejidad de la realidad internacional; pero a la vez, me parece que es la mejor herramienta con la que contamos en la actualidad, con buen nivel de aceptación internacional, al menos en la teoría… En la práctica ya es diferente. Una muestra es, por ejemplo, que la actual Agenda 2030 no haga alusiones directas a los DDHH por la reticencia de algunos gobiernos y sectores empresariales a comprometerse con un texto que incluyese tales referencias.
    Por otro lado, y respecto a la noticia que leí ayer sobre las violaciones de derechos humanos realizadas por trabajadores humanitarios, generalmente de grandes organizaciones occidentales (no es el primer caso, en anteriores ocasiones se ha apuntado directamente a los Cascos Azules de NNUU), en países normalmente africanos pero siempre en contextos vulnerables y/o violentos (por ejemplo, Haití)… ¿no perdemos legitimidad las organizaciones sociales para defender los DDHH? Creo que estas acciones que, a un nivel menor son bastante frecuentes (prácticas laborales de muchas organizaciones sociales), son una muestra de que, como organizaciones, no siempre hemos interiorizado adecuadamente la práctica de los DDHH, o no la consideramos igual en según qué contextos; y al hilo de lo anterior, creo que estos casos pueden dificultar la apropiación de los DDHH por parte de sectores sociales subordinados que podrían verse como una imposición externa de cumplimiento obligado sólo para algunos/as.
    Tal vez mi reflexión esté equivocada, pero se están destapando casos a nivel internacional en los últimos años que me hacen plantearme muchas cuestiones en torno a los DDHH y a la propia estructura del sistema de cooperación a nivel global.
    Os dejo el enlace, por si pudiera interesaros: https://www.telegraph.co.uk/global-health/women-and-girls/international-aid-workers-accused-sexual-abuse-congos-two-year/
    Saludos,
    María

    #709
    María
    Moderador

    Hola Joana,
    Me parece muy interesante lo que planteas sobre la primera cuestión; yo también sigo dándole vueltas al tema, de hecho, desde hace tiempo, puesto que trabajo desde hace más de un año en proyectos para la erradicación de prácticas socioculturales perjudiciales para niñas y mujeres, y te enfrentas a las tensiones entre el respeto a la diversidad cultural (que, como dices, en muchos contextos o casi todos los contextos emanan de una estructura social patriarcal) y la garantía de derechos básicos de niñas y mujeres, como la libertad, la dignidad, la no discriminación por razón de sexo, la seguridad, no ser sometida a tortura, penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes, etc.
    Planteas la cuestión de si es lícito exigir a otros contextos, con fuerte influencia del patriarcado, el cumplimiento de los DDHH cuando surgieron en un contexto occidental y europeo; y esto me lleva a otra cuestión… ¿debemos respetar culturas o prácticas culturales concretas que, basadas en discriminaciones en razón de sexo (o de etnia, raza u otras) justifican un trato desigual y discriminatorio, que priva de oportunidades a una parte de la población frente a otra parte a la que otorga privilegios por dichas razones? Mi opinión es que no podemos respetar ni ignorar estas prácticas, lo difícil me parece cómo conjugar estas decisiones con los sistemas sociales y culturales que pueden oponer resistencia. Creo que la solución pasa por un continuo trabajo de información, sensibilización e incidencia, poniendo a las personas en el centro, acompañado por legislaciones y políticas públicas adecuadas y adaptadas a las realidades culturales.
    Saludos,
    María

    #712
    SilviaTlvr
    Moderador

    Respecto a la primera pregunta, creo que es posible valorarlos, aunque no juzgarlos desde una perspectiva moderna. Pongamos el caso de Gandhi, uno de los mayores activistas por los derechos humanos que ha existido, conocido por haber liderado el movimiento pacifico de resistencia contra el Imperio Britanico y por haber intentado integrar a las castas mas bajas dentro de la sociedad india. Sin embargo, tambien es conocido que obligó a mujeres a dormir desnudas con él, para verificar el control que tenía sobre sí mismo. ¿Deberíamos justificar su mal comportamiento por sus buenas acciones, deberíamos condenarlo o deberíamos ser conscientes de ello y de las circunstancias imperantes en la época en que vivio?

    Creo que hay que ser críticos con el pasado, pero tambien reconocer que somos capaces de observar las injusticias cometidas en el pasado gracias al camino recorrido por la humanidad en el campo de los derechos humanos y mas específicamente, por el derecho europeo, que reconoce derechos que aun no son reconocidos en otros sistemas. Como ya se ha comentado, en la Antigua Grecia no todas las personas eran consideradas como ciudadanos, y por tanto, merecedores de poseer derechos, pero tambien es la cuna de la democracia, cuyo concepto se ha desarrollado hasta llegar a ser el que conocemos hoy.

    Por ello creo que debemos valorarlos y analizarlos, aunque no con el objetivo de juzgar y calificar otras sociedades como “poco justas”, sino para entender las circunstancias que impidieron e impiden que ciertos grupos de personas sean reconocidas como seres humanos y/o pudieran ejercer los mismos derechos que el resto.

    En cuanto a la segunda pregunta, creo que es uno de los métodos mas comunes del surgimiento de movimientos civiles que luchan por el reconocimiento derechos de grupos determinados y que surgir en un contexto especifico no les resta ni validez ni universalidad. Por ejemplo, el movimiento de derechos de las personas homosexuales surgido en Alemania a finales del siglo XX, interrumpido por el auge del nazismo, anadido al movimiento LGTB originado en los disturbios de Stonewall en Estados Unidos contribuyeron a que no solo fuera aceptado por la sociedad que la orientacion sexual no debia ser un motivo de discriminacion, sino tambien por instituciones juridicas internacionales, como el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

    #713
    joaquinarriola
    Moderador

    Bueno, el nivel que está adquiriendo el debate es francamente alentador. ¡A ver si mantenemos el ritmo el resto del curso!

    Para ir cerrando este primer módulo, y ya que María ha introducido cuestiones prácticas, vamos reflexionar también sobre la práctica política y social en África, y en particular en las mujeres. ¿hasta que punto el discurso de los derechos humanos Ha calado en la población africana? ¿Y en la clase política? Están sirviendo el desarrollo institucional de los DDHH para aumentar el poder de las mujeres africanas? ¿Se puede mejorar la apropiación a de los DDHH por parte de los sectores más débiles de la población africana y de las mujeres? La experiencia de Africa,, sirve para ampliar y diversificar la agenda global de los DDHH? Los que tengáis experiencia práctica o teórica de trabajo con mujeres africanas quizá podéis aportar experiencias concretas en un sentido o en otro…

    #714
    Almu_gb
    Moderador

    Sobre las últimas preguntas que planteaba Joaquín en el mail, en relación con los DDHH en África, me vino a la cabeza Maimuna, una trabajadora del proyecto, que lleva muchos años enrolada en asociaciones de mujeres, además de trabajar con nosotros. Ella decía (en el contexto de Guinea Bissau) que es muy difícil que una mujer de una zona rural pueda conocer sus derechos e incluso sus deberes como ciudadana, si no sabe leer ni escribir. Además, el principal medio de comunicación en esta zona es la radio. También nos contaba que ha sido muy recientemente, con la entrada de las ongs tras la independencia de Guinea (hace 45 años) que comenzaron a oírse los mensajes sobre los derechos humanos, la escolarización de las mujeres, el fin de la mutilación femenina… También me acordaba de las mujeres sur sudanesas que huían junto a niños y mayores de la guerra, para instalarse en el campo de refugiados de Bidi Bidi, en Uganda… No había ya maridos, padres o hermanos, lo que las convertía en cabeza de familia y que además en el campo de refugiados, accedían por primera vez a unos derechos que no sabían ni que tenían. También en Uganda conocimos a muchas mujeres emprendedoras, con sus propios y grandes negocios o mujeres que habían accedido a la universidad o la anterior ministra de asuntos exteriores de Guinea…

    Creo que hay que tener en cuenta que África no es un país, es un continente ( y bastante grande, hecho que a mí a veces se me olvida, tendemos a generalizar mucho al hablar sobre ello) con muchas realidades diferentes, donde podemos encontrar países con los DDHH muy presentes e incluídos en su legislación, así como países descompuestos por la corrupción o la guerra, arrastrando las secuelas en un proceso de desarrollo muy lento donde derechos como la alimentación, la educación o la sanidad son un sueño aún. Tengo que darle una vuelta más a las preguntas, pero quería compartir estas primeras impresiones con vosotros, ya que son sólo desde mi punto de vista…

    #715
    Joana
    Moderador

    Respecto a la últimas preguntas que plantea Joaquín, yo diría en línes generales que ha calado más en la sociedad que en los gobernantes, especialmente en las grandes ciudades. Pero hablar de África como un todo es difícil. No sólo cada país tiene sus características, cada cultura tambien y hay miles, muchas de ellas transfronterizas. Pero desde luego, con mucho retos pendientes, las mujeres africanas han dado muchos pasos adelante y muchas de las sociedades africanas, también, y en algunos casos han avanzado más que los países occidentales.
    Por ejemplo, en la RD Congo trabajamos con un movimento social que se centra en el derecho a salud desde la perspectiva de los determinantes sociales de la salud; es decir, sin acceso al agua, a la electricidad, a un trabajo digno… no se garantiza plenamente la salud. Fruto de su trabajo en barrios y pueblos, detectaron que los problemas de salud son más graves en el caso de las mujeres y tambien, que a pesar de ello, su participación es mucho menor. Así, en 2014, decidieron hacer una auditoría de género interna y fruto de sus conclusiones cambiaron todas sus estructuras y métodos de trabajo. Hoy son una organización totalmente paritaria y las mujeres, mayoría en las organizaciones de base de los barrios en los que trabajan. Cuántas organizaciones del Norte han hecho una auditoría de género? Y de las que la hayan hecho, cuántas la han aplicado realmente?

    #718
    celiamf
    Moderador

    ¡Hola!

    Tras leer los apuntes del curso y algunas de vuestras reflexiones, aquí expongo la mía:

    Desde mi punto de vista no tiene sentido hacerlo antes de la revolución francesa porque es entonces cuando surge en una sociedad (al menos que se sepa), en este caso la francesa, la necesidad de obtener unos derechos fundamentales humanos, aunque en este caso solamente se hiciste para una parte de la población, con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas. Surge entonces un punto de inflexión que, aunque tarde años e incluso hoy en día siga sin estar del todo claro, hace a las personas de la sociedad plantearse esta cuestión moral y pasa a ser algo importante en nuestras vidas.

    Respecto a la segunda pregunta, considero que estas características son muy importantes y muy complejas como para crear algo universal ya que no es la misma situación la de España con la de cualquier otro país. Por eso mismo, estos Derechos Humanos deberían tener en cuenta todas las situaciones ante las que nos podemos encontrar.

    #719
    Ixa
    Moderador

    Hola!
    Me está pareciendo este debate super rico en perspectivas!
    Si me permitís voy a retroceder un poco a preguntas anteriores planteadas por Joaquín y creo que con mi reflexión respondo a más de una a la vez. La verdad que siendo fiel a mi misma tengo que reconocer que mi punto de vista sobre la institucionalización de los derechos humanos, es bastante crítica. Creo que es importante tener en cuenta el contexto histórico que rodeó ese proceso inicial y hace pensar que podría haber otros intereses no tan humanos detrás de esa promoción de los derechos humanos, valga la redundancia. Es final de la II Guerra Mundial donde EEUU aparece como vencedor, también inicio de la descolonización africana y comienzo de la Guerra Fría donde el bloque occidental-capitalista con EEUU al frente se disputa a los nuevos estados supuestamente independientes como aliados de su ideología. Ubicando la progresiva articulación de los Derechos Humanos en este contexto, cabe pensar que la apropiación del discurso de derechos humanos por parte del occidente-capitalista valió para asociar en el imaginario colectivo 4 conceptos; capitalismo, democracia, derechos humanos y desarrollo, creando así un mandato moral en el que todo aquel que estuviera de lado de los derechos humanos debía estar también del capitalismo. Todo ello enmarcado en un discurso basado en la dicotomía de buenos-malos, aliados-enemigos, capitalismo-comunismo. Sirvió para legitimar el capitalismo como orden económico hegemónico. Estos intereses ocultos de control de territorios y recursos de las antiguas colonias, detrás del discurso de Derechos Humanos, , explicaría la ambigüedad del Derecho Internacional a la hora de establecer mecanismos para hacer respetar lo ratificado en los Tratados, no sólo hacía las naciones sino también hacía los poderes económicos, grandes vulneradores de todo tipo de derechos. También explicaría que en los últimos años haya habido un retroceso en el respeto de los derechos humanos incluyendo a los países desarrollados; al verse la economía capitalista en una crisis global, debe extremar sus mecanismos de explotación para seguir acumulando capital, sacrificando así aún más la protección de los derechos humanos y estructurando un sistema que atribuye derechos a unos, y a otros les acota cada vez más el espacio para reclamarlos. Muestra de ello es el aumento de los asesinatos a líderes sociales en los últimos años, la persecución de los defensores de los derechos humanos a nivel mundial, la criminalización de la solidaridad…
    Aun así, también veo gran valor y potencial de cambio en los instrumentos creados dentro del Derecho Internacional para poder reclamar aquellos derechos reconocidos. Suponen un punto de partida para poder iniciar procesos de reivindicación con una base legitimada internacionalmente y con valía ante un tribunal. Sin embargo, aun hacen falta muchas luchas desde la sociedad civil para que al final y en la práctica no se conviertan en papel mojado que sirva para justificar intervenciones entre naciones con intereses imperialistas.

    #721
    Ixiar
    Moderador

    Hola, espero no llegar tarde.

    En relación con la primera cuestión creo que muchos de los conceptos que manejamos hoy en día se crean a partir de la Ilustración que supone una ruptura en la manera de entender el mundo y al individuo respecto a todas las épocas previas. La religión deja de ser la base de los códigos morales, ético y sociales, la fuente de los derechos pasa de ser sagrada y divina a basarse en la razón y en la idea del individuo como ser libre e igual. Esta nueva concepción empieza a estar presente a partir de la Revolución Francesa comenzando un periodo de mayor democratización de la política. Es a partir de este momento histórico cuando se empieza a desarrollar los derechos básicos del ser humano como principios políticos y no antes.
    Respecto al segundo punto, si entendemos universal como el reconocimiento de todos los seres humanos, el hecho de que DDHH garanticen la justicia, la libertad y la paz para todos los seres humanos los hace universales, en teoría.
    Si atendemos al contexto histórico, cultural y geográfico en el que surgen, creo que su origen occidental determina su contenido. ¿Serían los mismos esos acuerdos de mínimos si hubieran surgido en otro continente?
    Sabemos que los DDHH no son fáciles de llevar a la práctica. Desde mi punto de vista, el hecho de que los DDHH se vulneren a diario los convierten en no universales. Y desgraciadamente se han vulnerado siempre.
    Los países de la misma Europa que incluía conceptos como igualdad, libertad y justicia en sus principios políticos colonizaron países de otros continentes desde finales del siglo XIX hasta la primera mitad del XX.
    La Carta Africana de DDHH y de los Pueblos es una respuesta a ese pasado, al neocolonialismo, a la segregación racial e incluye un compromiso con el desarrollo y reivindicaciones de derechos que son violados por los mismos países que firman y ratifican todos los tratados internacionales de los DDHH.
    Igual estoy un poco pesimista, pero creo verdaderamente que el papel (kilómetros de papel) lo aguanta todo. La realidad es más compleja.

    #722
    Ixiar
    Moderador

    Hola a todas, espero no llegar tarde!!

    En relación con la primera cuestión creo que muchos de los conceptos que manejamos hoy en día se crean a partir de la Ilustración que supone una ruptura en la manera de entender el mundo y al individuo respecto a todas las épocas previas. La religión deja de ser la base de los códigos morales, ético y sociales, la fuente de los derechos pasa de ser sagrada y divina a basarse en la razón y en la idea del individuo como ser libre e igual. Esta nueva concepción empieza a estar presente a partir de la Revolución Francesa comenzando un periodo de mayor desmoralización de la política. Es a partir de este momento histórico cuando se empieza a desarrollar los derechos básicos del ser humano como principios políticos y no antes.
    Respecto al segundo punto, creo que si entendemos universal como el reconocimiento de todos los seres humanos, el hecho de que DDHH garanticen la justicia, la libertad y la paz para todos los seres humanos los hace universales, en teoría.

    Si atendemos al contexto histórico, cultural y geográfico en el que surgen, su origen occidental determina su contenido. ¿Serían los mismos esos acuerdos de mínimos si hubieran surgido en otro continente?

    Sabemos que los DDHH no son fáciles de llevar a la práctica. Desde mi punto de vista, el hecho de que los DDHH se vulneren a diario los convierten en no universales. Y desgraciadamente se han vulnerado siempre.

    Los países de la misma Europa que incluía conceptos como igualdad, libertad y justicia en sus principios políticos colonizaron países de otros continentes desde finales del siglo XIX hasta la primera mitad del XX.

    La Carta Africana de DDHH y de los Pueblos es una respuesta a ese pasado, al neocolonialismo, a la segregación racial e incluye un compromiso con el desarrollo y reivindicaciones de derechos que son violados por los mismos países que firman y ratifican los tratados internacionales de los DDHH.

    Igual estoy un poco pesimista, pero creo verdaderamente que el papel (kilómetros de papel) lo aguanta todo. La realidad es más compleja.

    #723
    Laura
    Moderador

    Buenas noches a tod@s!

    Al leer las nuevas líneas de debate lanzadas por Joaquín, lo primero que se me ha venido a la cabeza es un documental que vi hace relativamente poco, “El juramento de Malicounda”. En él se narra el camino que un grupo de mujeres de Malicounda, una pequeña localidad rural Senegalesa, emprendió en 1997 para abandonar la práctica de la mutilación genital femenina y como varios pueblos vecinos seunieron al cambio.

    En el documental se habla del desconocimiento, del analfabetismo y del taboo que rodea a esta práctica. Todos ellos, factores que favorecen su continuación en el tiempo.

    Haciendo un paralelismo con el ejemplo que ha puesto Almu-gb de las mujeres sur sudanesas que en los campos de refugiados descubrían derechos que hasta el momento consideraban impensables. Creo que cuando se atraviesa la barrera del desconocimiento y los sujetos de derechos son conocedores de los mismos, se abre una ventana a nuevas posibilidades y a cambios que superen tradiciones culturales tan arraigadas como es el caso de la MGF en algunas comunidades africanas.

    Por esto creo que sí se puede y se debería mejorar la apropiación de los DDHH por parte de los sectores más débiles de la población africana y en concreto de las mujeres.

    Dejo aquí el link por si a alguien le apetece verlo. =)
    https://www.rtve.es/m/alacarta/videos/en-portada/portada-juramento-malicounda/2045807/

    #724
    Susana
    Moderador

    Buenos días
    Llego un poco justa a la participación en el debate, pero espero organizarme mejor para el próximo módulo. De todas formas, me parecen interesantes las aportaciones de los diversos compañeros.
    Para entrar en materia sobre las cuestiones planteadas por el moderador, me uno a la corriente que piensa que es útil echar un vistazo a la situación anterior a la Revolución Francesa para comprender su origen. Pienso que todo hecho tiene su consecuencia en algo del pasado y para comprenderlo y explicarlo hay que conocer sus antecedentes. Nos los han presentado de forma somera y personalmente me recordaba concepto de cuándo estudié Derecho Natural y Filosofía del Derecho.
    Sobre la universalidad de los DDHH tengo sentimientos encontrados como creo que alguien más ha dicho. Creo en la universalidad y que hay que luchar y defender unos mínimos a cumplir pero luego la realidad de muchos países en desarrollo impide que realmente se pueda hacer efectiva la universalidad de la educación o la prohibición del trabajo infantil. Recuerdo que un día que contraté unas reformas en casa, me trajeron para cavar un agujero a jóvenes que me parecían muy niños y le dije al contratista que no quería que trabajaran, y el contratista me intentaba convencer primero diciendo que si los veía muy niños era porque no comían bien, pero tampoco podrían comer mejor sino trabajaban….. al final el asunto acabó en tablas porque de los 4 jóvenes, 2 se marcharon (o me negué a que siguieran) y 2 continuaron. No obstante, te quedas rumiando si has hecho bien o mal. Bueno aquí se han planteado hasta los problemas de abusos de algunas organizaciones internacionales que se suponen defensoras de los DDHH como los cascos azules. Sin embargo hay que continuar en la defensa de la universalidad y seguir poniendo medios para alcanzar su respeto y cumplimiento pero ir respetando los procesos. No queda otra opción en la convivencia que estamos obligados a mantener en nuestro mundo y que por ello el derecho internacional tiene que velar a pesar de que luego muchos tratados se aprueben, pero no se ratifiquen. En esto le queda mucho a los países africanos para implementar lo que ratifican, pero no hay que olvidar por ejemplo cuando estados de América mantienen aplican aún hoy la pena de muerte.
    En fin espero seguir leyendo con gusto vuestras aportaciones.

    #725
    Silbe
    Moderador

    Muy buenas! Desde luego es un tema complejo. En mi opinión, según la perspectiva que tratamos en este curso, que son predominantemente una perspectiva histórica y de género, tiene sentido tanto en cuanto ambas perspectivas son críticas. El surgimiento de los DDHH en un contexto concreto sí que le resta universalidad y validez. Quizás aplicarlos en Europa, o en las sociedades capitalistas occidentales donde los valores son similares sí que tenga sentido si se busca una universalización del código de conducta de los estados frente a la ciudadanía. Si vamos un poco más allá, yo creo que las sociedades no occidentales que fueron desmanteladas a lo largo de toda la historia colonial se encontraron, como en el caso de África, en un punto de no retorno en donde la única salida efectivamente es adherirse a los DDHH internacionales. ¿Qué quiero decir con esto? Situándonos en un tiempo remoto, que no tiene por qué ser exactamente real pero que nos ayuda a pensar, podemos visualizar una comunidad sin contacto con Occidente, con su cultura propia, e imbricada en ella, todos sus aspectos reguladores de la vida y el pensamiento como lo son la economía, el sistema de parentesco, el sistema de creencias, género, etc. Son en definitiva, sistemas culturales totales, mal llamados primitivos, que incluso hoy en día nos pueden ser completamente ajenos. Bien, pues si una identidad, pueblo, llamarlo como queráis, radicalmente distinta instaura sus códigos de comportamiento fragmentando los lazos de comunidad, reconvirtiéndolos, despojándolos de sus sentido, redistribuyendo e ordenamiento social, etc. esa comunidad va adaptándose a su nueva realidad produciéndose en muchos casos la propia precarización de sus habitantes al contacto con ese capitalismo que poco o nada tiene de social.
    Sería muy osado afirmar que las desigualdades de los pueblos precolonizados eran más o menos injustas desde nuestro punto de vista pero lo que desde luego se puede afirmar es que eran propias de esa sociedad en concreto y como tal, poseían mecanismos de regulación (místicos, culturales, sociales, trabajo, roles) para gestionarlas. Lo que es profundamente erróneo y eurocentrista es tomar por injusto o como una violación de “los derechos humanos universales” prácticas que, sin entrar a valorar si van en contra de la dignidad de las personas o no, son profundamente desconocidas a un nivel general.

    El problema principal a mi parecer, dejando al margen esta especie de imagen burda que he intentado utilizar como medio de explicación, es la falta de localización de las desigualdades sociales y las herramientas para gestionarlas. Por otro lado, es de un colonialismo intelectual y moral evidente el hecho de que las primeras redacciones de los Derechos Humanos hayan sucedido en países responsables de lidiar las guerras por recursos. Es tremendamente irónico que tras las barbaridades cometidas (por supuesto estaban todos muy traumatizados y asustados tras ver Auschwitz) se líen a redactar un código de conducta que a partir de ahora va a hacer que las sociedades se desarrollen moralmente en el pacto de la no violencia (salvo todos los conflictos armados acontecidos desde la Segunda Guerra Mundial hasta hoy).

    El caso, y llegando ya un poco a lo que verdaderamente quería decir, es que los DDHH no me parece que siempre puedan ser aplicables a todas las sociedades pero que desde luego muchas de ellas se han hibridado (con más o menos dosis de violencia) tanto con la cultura occidental que difícilmente pueden adscribirse ya a lo que pudiera ser un código de conducta identitario y remoto. Por tanto, y llegadas a este punto, está claro que muchas de estas necesidades son universales (el caso de la propiedad privada es un claro ejemplo) y hay que obligar a los estados a solventarlas aunque sea en nombre de la universalización hegemónica de los valores.

Viendo 15 entradas - de la 16 a la 30 (de un total de 65)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.