Respuesta a: Módulo 6

#1110
Claudia
Participante

Buenos días a todas y a Javier!

Realmente interesante este último módulo y las reflexiones de mis compañeras que he leído encantada.

Me gustaría hablar sobre la segunda pregunta que planteas acerca del incremento de la población urbana en África.
Las transformaciones familiares, sociales y culturales causadas por las migraciones han permitido que las mujeres comiencen a desligarse de sus ámbitos geográficos tradicionales y de esta manera, de las jerarquías basadas en la autoridad y poder masculinos, para ampliar sus opciones y oportunidades.
Algo curioso del éxodo rural es que las actividades urbanas femeninas no se hallan desvinculadas por norma general de sus equivalentes rurales a diferencia de los hombres.
Muchas africanas participan de manera simultánea en colectivos femeninos rurales y urbanos. Esto provoca 2 consecuencias positivas: la mujer en la ciudad puede aprovechar a feminización del campo, asegurarse ventajas en los mercados de alimentos urbanos (de predominio femenino) y disminuir a la vez la dependencia de intermediarios y minoristas.
Por otro lado, el intercambio campo-ciudad también permite a las mujeres movilizarse y escapar así de los resortes del control social establecido.

De esta manera en muchas regiones, aunque las niñas aun no puedan asistir a la escuela al viajar en autobuses que unen el campo con los centros urbanos se vuelven transmisoras de este intercambio. En la migración definitiva por lo que he investigado también hay diferencias entre hombres y mujeres. Los hombres se hipotecan con familiares para lograr ese éxodo mientras que las mujeres sabiendo que no contarán con ese apoyo recurren a redes de solidaridad (asociaciones) entre mujeres.
Mientras que el hombre se adapta en el sector formal las mujeres se integran en el comercio informal y el trabajo sexual. Esto genera una explotación de la prostitución como generación de ingresos que una vez cubiertas sus necesidades más básicas reinserten en los grupos femeninos de solidaridad.
Algo que se repite es que estas mujeres recurren actividades informales que se escapen del control patriarcal.
Un ejemplo de esto es la clandestinidad de las actividades comerciales femeninas que el aparato burocrático no es capaz de controlar (pese a que son acosadas por las autoridades para destruir sus mercados paralelos y rehusar concederles los permisos y ventajas que se les otorga a los hombres sin problema.

Cabe destacar que una medida a nivel urbano que ya está en marcha para conectar con el rural es la cooperación femenina.
Estas redes que conectan lo urbano con lo rural sirven para apoyarse entre ambas partes al luchar por problemas comunes como es el cambio climático que mis compañeras han nombrado en otros comentarios.
También se unen por La Paz , la planificación familiar o la educación para las mujeres entre otros temas.