Respuesta a: FORO DE DEBATE DE LA UNIDAD

#1484
Judit
Participante

Mi experiencia más cercana a la intercuturalidad es que hace muchos años que me relaciono y trabajo con personas de África Occidental . Este hecho a provocado que, yo y muchas personas de mi familia y entorno más cercano aprendiéramos a convivir con nuestras diferencias y a darnos cuenta de que si las trabajamos nos pueden acercar, ya que en realidad, no somos tan diferentes. Para llegar a esta afirmación me ha servido muchísimo el tener presente a mi madre y a mis abuelas y escuchar como han vivido ellas,y evidentemente conocer y convivir con estas culturas en África.

Laboralment hablando (soy TCAE en sala de partos) tengo compañeros y atiendo a personas inmigrantes o hijos de inmigrantes y siempre surgen algunos “choques” relacionados con el tema de la intimidad, que no creo sea achacable a la religión, pero que se generaliza , se estereotipa, haciendo mención a ella, al afirmar que las musulmanas prefieren siempre que las atienda una doctora. Mi posición siempre ha sido argumentar que si la persona así esta más tranquila, más a gusto en su proceso ¿por qué no? Otra question es que en ese momento exista ese recurso o no, y intentar poner medidas para que exista siempre que sea necesario, y no solo para las “musulmanas”, mi abuela también preferia siempre que la visitara una doctora.
Se han diseñado salas de parto y atenciones dedicadas exclusivamente a la atención de las personas nacionales y a la “moda del parto natural”, teniendo en cuenta sus preferencias y solicitudes y las peticiones de otras personas no se atienden en absoluto e incluso nos fastidian, cuando sus partos son muchísimos.

En las aulas estoy ocasionalmente con un grupo de alumn@s, por razón de unos talleres de 2h cada uno y donde se trabaja la interculturalidad a partir de la presentación de la cultura musical de África Occidental. Tocamos niños de primaria, secundaria y bachillerato y en general he de decir que es una experiencia muy positiva y un espacio que provoca el conocimiento de otras culturas representadas en las aulas por los alumn@s que se anima a explicar sobre sus conocimientos transmitidos y vividos.
Sobre el aspecto relacionado con la vestimenta y la comida, en los centros que he estado no había ninguna aspecto que impidiera la adaptación de la escuela a estas demandas. Incluso en un taller había unas chicas que no podían participar en “educación física” y se busco otras maneras de provocar su participación.