Respuesta a: Módulo 2

#779
IreneCarravilla
Participante

Buenas tardes a todas,
Muchas gracias por todas vuestras aportaciones, todas ellas interesantes.

Mi aportación no estará basada en experiencias vividas en países africanos puesto que no he tenido la oportunidad de ello.
Por lo tanto la respuesta a mis preguntas estará basada en mis conocimientos en Derechos Humanos y en la visión obtenida por la lectura del modulo.

– ¿Tiene sentido penalizar o criminalizar la mutilación genital femenina/poligamia/matrimonios precoces/violencia de género/privación de herencia o de la tierra en los países africanos donde se siguen realizando dichas practicas (mucha veces a pesar de la prohibición en la ley)? ¿Qué medidas en la lucha contra estas prácticas te parecen más adecuadas?

Lejos de saber si tiene sentido o no, creo que la repuesta es que no sería efectivo y no sería realista, de hecho incluso podríamos poner en mayor peligro a las mujeres y las niñas.
En un país en que la cultura es religión, y la religión es ley no ceo que debiéramos prohibir de la noche a la mañana un acto tan normalizado (a la vez que atroz), creo que todos somos conscientes de que la MGF seguiría practicándose, quizás de manera mas clandestina y peligrosa, y este colectivo no estará aún suficientemente empoderado como para denunciarlo.
Por lo tanto creo que antes de a ley deberíamos ir a la raíz y a su historia, como comentaban las compañeras, tratando de enseñar y mostrar las consecuencias que trae a largo plazo la mutilación, educando en las leyes, en los derechos humanos, los de las mujeres y los de la infancia, desde la educación en los colegios hasta las casas familiares, para que sea la propia sociedad quien tome sus propias decisiones de no practicar este acto.

De la misma manera que me refiero a la MGF me refiero al resto de practicas mencionadas, como la violencia de genero , no basta con prohibirla, esto significaría “un lavado de imagen” a ojos internacionales, pero no acabaría con el problema, ni mucho menos, creo que debemos educar a la sociedad, hacerla consciente de la posibilidad de desaprender lo aprendido, de sacar la violencia de la normalidad , de empoderar a las mujeres desde niñas y hacer consciente a la sociedad que el hombre no esta por encima de la mujer. Una vez este solida esta base el camino habrá empezado.

Una vez mas muchas gracias a todas.

Irene Carravilla